April 17, 2008

Work: two totalitarian approaches

Nazism: "Work frees you"


OD: "Work sanctifies you"

12 comments:

Guillermo Núñez said...

Cálmate, cálmate.

Roberto said...

Estoy anodado.

Enrique G de la G said...

¿Anonadado?

Roberto said...

Jajajaja, es el efecto de la Floreffe, ¿la has probado? Exquisita.

Anonymous said...

Me parece un gesto de mal gusto el que compares estas dos cosas. A no ser que sea un gesto de provocación, el holocauso no se puede comparar de esa manera sin relativizarlo (debieras saberlo si realmente vives en Alemania), más aún, si se compara con algo cuyos fines y medios son esencialmente distintos

Enrique G de la G said...

No he pretendido nunca relativizar el Holocausto. Ésa es una traducción literal de lo que estaba en la entrada de Auschwitz y otros campos de concentración, y se trata de un totalitarismo.

Tal vez lo que la voz anónima quiera decir es que le parece "de mal gusto" (falso, equivocado, estúpido) que ponga al OD bajo la categoría de "totalitarismo". Eso es otro asunto, y eso no implica de ninguna manera relativizar el Holocausto ni ablandar el término "totalitario".

Por lo demás, no simpatizo con los comentarios anónimos. Pero bueno...

Roberto said...

A raíz de la etimología de "anonadado" concluyo que por eso mismo uno se sobresalta y se asombra, pues se percata que "está sentado en un lugar mojado".

Suerte por allá y ojalá la puedas probar.

¡Salud!

PD Por cierto, que no el totalitarismo y el holocausto son dos términos diferentes, donde el uno no incluye al otro, aunque puedan llegar a participar. Sólo una aclaración...

Enrique G de la G said...

Ese Chunga. Claro que "totalitarismo" no se identifica con "Holocausto". Ahí iba sobreentendida la palabra "nazismo", que venía al pie de foto más arriba...

Probemos la cerveza, aunque, en realidad, no soy cervecero, no del todo.

Roberto said...

No lo decía por ti, Kics, sino como aclaración anónima...

josé said...

¿Y un teólogo de la liberación que diría sobre el trabajo? Jejeje

Anonymous said...

Con mal gusto me refiero a la falta de proporción en tu analogia: tanto a nivel semántico como a nivel lexico.

A mi parecer tu comparaci´on se refiere entre otras cosas (excluyendo el hecho de que compares a ese sacerdote con Hitler, lo cual tambi´en me parece inaceptable) al concepto de trabajo que dos ideologias totalitarias poseen (o por lo menos es una interpretaci´on posible). Precisamente alli surgue la falta de proporci´on pues me parece que las dos concepci´ones nos son semejantes bajo ningun aspecto (o por lo menos no lo dejas entrever).

Por lo dem´as, no me gusta publicar mi nombre en Internet, pues se vuelve dominio de todos, lo siento.

Ululatus sapiens, nSJ said...

Como católico practicante, de ascendencia judía, y aficionado a este blog, me sorprende encontrar semejante comparación... burda, superficial e inaceptable.

Se cita a Hannah Arendt más arriba, quien no estaba de acuerdo con utilizar la palabra 'totalitarismo' para designar a cualquier régimen autoritario. Luego, cayendo en un vulgar estereotipo (con buena dosis de jacobinismo), el catolicismo (y su versión 'hardcore', supuestamente) se convierte en ideología totalitaria, se compara un santo (que puede caer bien o no, acordar con nosotros o no, admirar o no su obra) con una de las figuras más execrables de la Historia. Ya ni decir qué diferencias hay entre el 'trabajo' de los campos de concentración y el de los 100 mil miembros de la Obra, que libre y conscientemente han decidido servir a Dios y a los prójimos con dedicación y excelencia en todos los aspectos de su vida...

Y por supuesto... nada asquearía más a Hitler que ser comparado con un cristiano, y peor aún, ¡un sacerdote católico!

Dejo, por primera vez, decepcionado este blog.

Visitors