September 27, 2007

Nahui Ollín

Dicen que fue Leopoldo Lugones quien le dio a Gerardo Murillo el apodo de Dr. Atl. Después de su divorcio, Carmen Mondragón frecuentó al Dr. Atl. Recibió entonces el mote de Nahui Ollín. Fue pintora, modelo y una de las mexicanas que destacaran en el mundillo del arte en las primeras décadas del siglo XX.

Oí hablar de Nahui Ollín esta semana por primera vez cuando Anna me preguntó cómo podría traducir al alemán una frase de uno de sus diarios, que dice así: "...la cadencia de mi ritmo al andar".

Nunca antes había reflexionado sobre la diferencia entre "cadencia" y "ritmo". Le dije a Anna que "cadencia" es una suerte de interpretación (subjetiva, valga el pleonasmo) del ritmo. Una pareja puede marchar al mismo ritmo y, sin embargo, la cadencia es propia de cada persona. "...la cadencia de mi ritmo al andar" no puede traducirse exactamente al alemán.

Carmen Mondragón eternizada por la cámara de Edward Henry Weston. Lo gore del verdor de sus ojos es absolutamente contemporáneo.

4 comments:

Szeryng heir said...

¿Qué fue del Waldbühnenkonzert?
¿Fuiste?

La próxima semana iré a ver Romeo y Julieta con la Netrebko en vivo. Pa´ variar el novio ya canceló y en su lugar ha mandado a Plácido Domingo

Saludos

Enrique G de la G said...

No, eh, no fui al concierto ése...
Suerte con la ópera. Acá dieron "Medea" con escenografía de Sasha Waltz y por ir a oír a Beethoven bzw. Bruckner ya no pude verla. Qué coraje que se hubieran empalmado. ¡Pero Bruckner excelente!

Garcín Altoalcázar said...

Me declaro decididamente envidioso de ambos.

Roberto said...

¡Vaya expresión de su rostro!

Visitors