May 9, 2007

Las sorpresas de Naica


En julio de 1994 fui a Naica, Chihuahua. Recuerdo la visita a la mina, el canal privado de televisión y el rasgar de la guitarra bajo la luna. Apenas esta semana, tras la publicación del artículo a cargo del equipo de geólogos que preside el Prof. Juan Manuel García-Ruiz (Universidad de Granada), me entero de que allí se encuentran los cristales más grandes del mundo.

En 1910 se descubrió la "Cueva de las espadas", que se encuentra a 120 metros bajo la superficie. Los cristales parecen mandobles, que como el de Carlomagno, llegan a medir hasta dos metros de largo. La fama de esa cueva se extendió con rapidez. Las mejores piezas fueron extraídas y transportadas a museos.

En abril de 2000 se descubrió, sin embargo, a 300 metros de profundidad, otra cavidad aún muy poco explorada por el calor excesivo que lo cuece a uno e inhabilita los aparatos electrónicos. Hace poco, sin embargo, se superaron esas dificultades técnicas: ahora hay fotos y un video disponibles.

Ojalá que no surja una situación política o comercial que estropee estos trabajos.


8 comments:

Marce said...

Pregunta: quién explota la mina? o quién lleva el proyecto? La página web que tienen está muy bien puesta...

Enrique G de la G said...

Peñoles desde 1998; antes, no sé, le preguntaré a José, que debe recordarlo de aquel viaje de entonces.

Marce said...

No, esta bien, me interesaba saber ahora. Penioles es una compania privada, supongo?

Enrique G de la G said...

Claro, claro... Pero no olvides considerar que lo que aparece en internet no es de ellos sino de unos mexicanos dedicados al cine y unos italianos dedicados a las cuevas, que se asociaron.

David|Lanke said...

Si! El Ing. González (gerente de La Ciénega) nos estuvo platicando sobre Naica. Hay muchas investigaciones sobre dichos cristales.

Hace un par de años en la revista de National Geographic salió.

Roberto said...

¿Fuiste como una visita guiada, es decir, hay tours a las cuevas?

Ha de haber sido una vivencia muy especial. Ver cristales de ese tamaño te ha de haber hecho sentir como en el planeta de Superman.

jose antonio said...

como ves, Chihuahua tiene mucho que dar al mundo... todavía

Enrique G de la G said...

@ David: Ah, no sabía que hubiera salido en National Geographic. Casualidad: en el número de mayo de la edición alemana hay un reportaje sobre el desierto de Chihuahua.

@ Chunga: No, no hay tours ni visitas turísticas. Y en esa ocasión no fuimos a las cuevas sino simplemente hicimos un recorrido por la mina.

@ José Antonio: Ya lo veo. ¿Qué tal la vida por allá?

Visitors