March 17, 2008

St. Gay-orge

Al parecer fue Franz Geringswalde, un integrante del taller de Jakob Naumann, en Altenburg, Alemania, el que hizo esta escultura de St. Gay-orge, a principios del siglo XVI en madera de tilo. Se trata de la representación más jotesca que haya visto en mi vida de un soldado y un cazador de dragones.

Se encuentra en la planta baja del Schlossmuseum de Weimar.


4 comments:

Roberto said...

Además de que Jorja suena terrible.

Mariana said...

ush, escribí un comentario pero no se guardó. ahí va:

jajaja, por qué la santidad está tan ligada a la imagen femenina? y mejor aún: entonces por qué dicen que la mujer es el mismísimo demonio??

Hitlercito said...

encuentro terriblemente provocador tu post

Falma Telemna said...

Quieres otro matadragones de pinta terriblemente femenina? busca practicamente cualquier representación de San Miguel Arcángel del periodo barroco, vas a ver que Santa Georgina no es el único, ni el más afeminado de todos.

Y bueno para mi, las palmas por lo general se las lleva San Sebastián el asaeteado, aunque bueno, él tiene la disculpa de que no mataba dragones, ni rescataba princesas.

Visitors