September 9, 2006

Bajo el cielo de Berlín con Wim Wenders

Wow! Estuve todo el día de hoy, sábado, con/junto a/cerca de Wim Wenders. Fue algo completamente inesperado y, por lo tanto, estupendo.

Resulta que RoCo me invitó, por considerarme una persona VIP, a la zona VIP de Dropping Knowledge (
www.droppingknowledge.com). Lo curioso es que en esa ONG hay personas VIP, VIP Plus, VVVIP, etcétera. Así que, en definitiva, éramos los menos importantes allí.

Llegué a Bebelplatz, donde los nazis quemaron los libros prohibidos, y entré sin problemas, porque las listas también me consideraban una VIP. Aunque había husmeado un poco por la página, no sabía bien a bien qué esperar.

Y lo primero que veo es a Wim Wenders platicando, a unos metros de mí, muy quitado de la pena, con el pelo bastante crecido, camisa y tenis rojos, saco de lana muticolor. Buen inicio. Tomo asiento y Wim Wenders se deja venir hacia mí. Hubiera querido tener dos cosas en ese momento: mi cámara y un Cuestionario Proust o, al menos, el cuestionario de "La Tempête". Pero nada.

Como no soy hombre de autógrafos, tampoco quise pedirle uno. Me limité a levantarme y descubrir que es muy buena gente: fotos, chistes, autógrafos, bromas, un tipo simpático y muy cool. Hasta las 6pm estuvimos allí, cerca, sin hablarnos. No lo abordé. Me limité a pensar que estaba bajo el cielo de Berlín con Wim Wenders sin mi cámara, sin un Cuestionario Proust, y sin medio gramo de imaginación.

Finalmente terminó la mesa redonda de Dropping Knowledge y me acerqué a él. Me pidió que le recordara el título de su película berlinesa y angelical en español, hablamos sobre la Universidad Humboldt y disfruté esos momentos, a pesar de la estupidez que se había apoderado de mí. La mamá de RoCo nos hizo furtivamente fotos, que espero recibir irgendwann.

Wim Wenders se despidió de nosotros y se fue a platicar con Willem Dafoe. Había pintado ositos berlineses con alas en la mesa. Como arreciaba el frío, tomé la manta que abandonó allí, me cubrí y nos fuimos.

Wow! Hoy fue un buen día bajo el cielo de Berlín.

5 comments:

the little queen said...

Berlin nunca deja de sorprender...
Todo puede pasar aqui... y todo esta pasando.
Enhorabuena. Ahora ya sabes que la Polaroid es imprescindible y el cuestionario todavia no entiendo porque no lo llevas siempre contigo...

Enrique G de la G said...

Así es, Berlinesa por Adopción...

the little queen said...

Por cierto G de la G... no se si conoces a Javier Ruibal... un cantante de nuevo flamenco. Actua el 20 en el Kulturbrauerei. Se que a los mexicanos les gusta porque ha actuado un par de veces en DF..
A lo mejor te interesa.. y hasta llevas la polaroid.

Enrique G de la G said...

Hola. Me suena muy vagamente el nombre... Pero gracias por el tip.

Acabo de ver ayer que vienen "Keane" y "Snow Patrol": eso suena muy bien.

Anonymous said...

Querido Enrique:

Comprendo tu reacción (a mí me pasó lo mismo con Alexandra Maria Lara... no, jaja... yo vivo en Madrid y no tengo tanta suerte). No obstante, si un día me la encuentro y se acerca decidida hacia mí, intentaré pensar que ella también caga. Así de llano, así de cierto.

No entiendo qué esperamos de las celebridades. No querría ser una de ellas. Creo, Enrique, que hiciste bien no sacándole la cámara ni somitiéndolo a ningún test. Quizá le agradó eso de ti, vamos, que lo trataras como a un ser normal.

Recordad, amigos de este blog, los famosos también cagan (y ay de ellos como no...).

Rafael.

Visitors