July 17, 2006

Deporte, religión

Los domingos en el club
salvo que Cristo sigue allá en la cruz.
Las columnas de la catedral y la tribuna
gritan "gol" el lunes por la capital.
Fito Páez, Mariposa technicolor

Ya se despejaron mis últimas dudas: el deporte ha terminado por informar los domingos de una manera completamente diferente a como se estructuraban en las sociedades cristianas. También el calendario litúrgico que pretende marcar un ritmo vital (y social) a lo largo del año ha quedado aventajado por las temporadas y eventos deportivos.

Foto: "El señor de los milagros" de F. Arnaud

1 comment:

El Serch said...

Definitivamente yo ya no entiendo las sociedades europeas posmodernas y futboleras.

De repente llego a este blog, veo el post y me digo: ya me hice viejo!!!!

un saludo

Visitors