July 11, 2006

La Frente Del Mundo


Tras la derrota alemana, empezó a escucharse en Alemania un nuevo concepto, que denota a un perdedor pero resalta un matiz particular: es un Klinsmann (Mann = hombre) quien tiene un buen desempeño, el sol le es favorable, tiene grandes esperanzas de conseguir los resultados, pero de pronto, justo antes de que el sueño se vuelva realidad, lo pierde todo trágicamente, y la derrota se vuelve inexplicable.

El planeta entero se colapsó cuando La Frente Del Mundo embistió el pecho azzurro. La última acción de la vida futbolística de Zizou dejó sabor a hiel. Lástima y lastima que fuera ésa y no un gol con los brazos altos.

¿Por qué nos decepcionó Zidane? Por el abismo que separa la magia de su futbol de la ordinariez de su cabezazo. Nos decepciona que un profesional, que Zidane, caiga en provocaciones verbales en el partido más simbólico de su carrera.

La prensa francesa, por otro lado, azuzada por el agente de Zidane, ha sabido sacar provecho de esto cuando observan que el escándalo muestra a un jugador naturalmente humano.

Reconozco que los mexicanos estamos lejos de las problemáticas del ganador que lo pierde todo en el último instante... Ser un Klinsmann, ser un Zidane está muy, pero muy lejos de ser un Borgetti.

3 comments:

Rodrigo said...

Excelente. Muy bien descrito el "mood" que tenemos todos los que reconocemos la gran maestría de Zidane.

regiomontano said...

Y no puede haber mejor ejemplo de la actitud y el fracaso de nuestra selección que Borgetti.

DANNY BOY said...

Yo sólo sé que en Berlín los malignos italianos dieron en el clavo al corear toda la noche del 9 de julio: Au revoir, Zinedine Zidane! Y sí, Zidane al final no era un dios, sino humano, demasiado humano...

Visitors